miércoles, 25 de abril de 2012

Au revoir, ma tête


Sí, la he perdido. Totalmente.

Esto de querer aprender a toda costa de mi maravillosa niña, de querer mejorar su mundo, me está costando miradas, discusiones y, lo que es peor, la completa indiferencia por parte de (algunas) comadres (las menos sabias, generalmente).

La última, el método Waldorf. Creo que es el único método - quitando el anticonceptivo, y este tiene los días contados- que yo utilizaría a día de hoy . El resto de métodos me los salto a la torera. Y no solo eso, disfruto haciéndolo. El mal que habita últimamente en mí me lleva a rebelarme hasta conmigo misma.

Se me está yendo tanto el alojamiento de mi dorada cabellera -vale, dorada oscura- que me planteo cambiar de lugar de residencia.
Todo por esa personita, compañera de camino, que redondea su estatura -como yo- desde que salió el euro.

Ella me incita. Y yo... me lanzo. Así no se puede.
Ahora está tratando de buscar los peros, para no dejarnos llevar por el ímpetu. Fuck -así no es tan fuerte- ¡pero es que yo no veo ninguno!

Me gustaría tanto que todo soplase a favor... ¿Hay continuidad con la secundaria? ¿con la facultad? 
El hecho de que no tengan libros y/o/u mis años y años -algo menos- de método convencional de estudio quizás limita un poco mis entendederas. Pero, todo tiene tanto sentido.

Un amigo me contó cómo eran sus libros.

Tema (hace muchos años de esto, hoy sería "Proyecto"): Medio Ambiente
Y el profesor reparte una cámara de fotos para los mismos alumnos descubran, con sus propios ojos TODO lo que en realidad REPRESENTA el medio ambiente.

Tema: Sistema Métrico Internacional (no sé por qué se llama así, si luego en las pelis guiris hablan de pulgadas, pies y libras):
Y en este caso, con una cuerda de un metro, los alumnos visualizan, viven, la distancia en sí. No memorizan. EXPERIMENTAN la distancia.
¿Cuánto mide realmente un decámetro?
¿Cuánto cuesta llenar un hectolitro?

El profesor guía. Pero pasivamente. Tiene un esencial segundo plano en este tipo de enseñanza. El protagonista no es él. Es la persona que está tratando de desarrollarse.

Y ahora sin pensar en ciencias. Ahora vamos a pensar en nuestro trabajo. En lo que nos motiva de él. ¿Cuándo ha sido nuestro mejor día laboral? ¿Por qué? ¿qué ha habido diferente de otros días que nos hemos sentido peor?

Aprendizaje, diversión, superación, autonomía,...

Cada vez tiene más lógica...


CLC


4 comentarios:

  1. No se si se te ha ido la pinza, pero a veces tengo que leerte dos veces para entenderte jajaja. La primera vez que leí algo de el método Waldorf fue en este blog http://criandoconamor.blogspot.com.es/
    La verdad es que parece la enseñanza ideal pero aquí en el culo del mundo no hay nada parecido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso le pasaba mucho a Albert Einstein... jajaja
      Hay escuelas amigas en Granada... de todos modos puedes contactar en esa web, por e mail sobre qué alternativas tienes en tu ciudad... seguro que las hay...

      De todos modos siempre te quedará el "Homeschooling"...

      Eliminar
  2. Ains mi cabecita loca ^^ Si es que me embalo y cuando te has embalao tú, es cuando me pregunto ¿y ahora cómo se frena esto? jajajaja Bueno lo del método Waldorf... tiene sus peros, me inclino más por las escuelas libres que se basan en el constructivismo( entre las que se incluyen "los Waldorf") mira te dejo este link para que vayas decidiendo dónde nos mudamos ;)aunque aun hay que darle muchas mas vueltas a esta tortilla, lo que si es que sepamos lo importante. OTRA ESCUELA ES POSIBLE, y en mi caso ya sabes que por partida doble haré LO QUE SEA¡

    http://www.otraescuelaesposible.es/link.htm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo nuestro es retroalimentación positiva...
      ;)

      Eliminar